Después de 15 años de ofrecer talleres anuales en Buenos Aires estoy indagando en otras formas, más ligadas a la composición, colaborando en obras y comenzando a explorar una obra propia. 


Las funciones de "Mockinpott" siguen en el IFT. 
Los sábados a las 21.30hs y los domingos a las 20hs.




En julio/agosto estuvimos con Agustín Flores Muñóz en Uruguay. Dimos un taller de Acción Creativa en el INAE (Instituto Nacional de Artes Escénicas). Y luego otro del Clown y la Música en Maldonado. 
En septiembre volví a Maldonado a dar El clown y la VOZ


2 0 1 7   

Dejar descansar la cara social, arremeter con la transgresión y darse el gustazo. Develar gestos no conocidos, danzas íntimas y bestialidades. Compartir los refugios, salir a pasear. Todo eso y mucho más toca el clown, en situación íntima de laboratorio con compañeros, o en batalla de amor frente al público.

En grupos pequeños o grandes, invito a quien quiera compartir el ritual de disponernos en cada encuentro a recordar que no hay pasado ni futuro, quitar tensiones e intenciones, ver, ver en absurdo, jugar, afinarse, encontrar el timing, tirar rayos y tomar el espacio, entrenar sensible y técnicamente.




Grupos de este año

Composiciones payasas se llamó este equipo que se armó con cuatro personas que están enfocadas en sus creaciones individuales. En junio hicimos un encuentro con el público. Retomamos en septiembre y quien sabe la que se nos viene.



Me llamó Silvina Muzzanti, una persona muy querida que venía a los talleres de la Ranchería en el 2008, para proponerme que les de un Entrenamiento a ella y a Lili Moreno en Pan y Arte, el teatro y restorán de Lili. Querían trabajar conmigo una escena de la obra que estaban empezando a ensayar, Nina y Tania (tejen luz). Fue un trabajo inolvidable, muy revelador para los tres.



Conocí al grupo de Tigre, 80 dedos, con quienes comenzamos un entrenamiento en el que revisamos el corazón del equipo y sus integrantes, su obra, sus ganas y necesidades de entrenarse y estar alertas para una nueva construcción. Al finalizar la primera etapa hubo una picadita fundamental y fundacional de nuestro encuentro.




Y estoy colaborando con dos magas uruguayas, Verónica San Vicente y Catalina Artecona en la obra que están escribiendo. Hicimos un primer acercamiento en Aiguá, recibidos por Cecilia y Pascal en su increíble espacio. 
Prontito se viene nuestro segundo encuentro en Montevideo.